Destacado

Primera entrada del blog

Este es el extracto de la entrada.

Anuncios

La feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas. La obra  se halla compuesta por tres grandes teorías: la teoría de la evolución psíquica, la teoría del bien en sí, y la teoría de los principios universales del paraíso terrenal. Así que la puesta en practica de tales teorías nos permite transitar del mundo actual al paraíso terrenal considerado en sí mismo.

entrada

NUESTRA MARCHA ASCENDENTE EN EL REINO DEL SER Y EN EL ÁMBITO DEL TENER EN NUESTRAS COMUNIDADES MISMAS.

El crecimiento material, como es natural, es bueno en sí mismo; dado que trae consigo múltiples comodidades a las vidas cotidianas de todos nosotros en nuestras comunidades mismas.

El crecimiento espiritual no sólo es bueno, sino que es maravilloso contemplado en sí mismo; dado que trae consigo, entre muchos otros bienes realmente maravillosos, el mejoramiento integral de nuestros corazones mismos.

Ahora bien: si nosotros sabemos arreglárnoslas para lograr nuestro crecimiento tanto material como espiritual, entonces vamos a disfrutar de la feliz consecución de todo en absoluto lo que nosotros deseamos ser y tener en nuestras comunidades mismas.

En otros términos: se trata de centrar nuestras miradas al mismo tiempo en el reino del ser y en el ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

Se trata de dirigir nuestros pasos al mismo tiempo al reino del ser y al ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

No se trata, en efecto, de que sólo avancemos en el ámbito del tener, de que sólo procuremos nuestro crecimiento material en nuestras comunidades mismas.

No se trata, en efecto, de que sólo nos ocupemos en la acumulación y en el disfrute de bienes materiales que vienen a facilitar nuestra supervivencia física en nuestras comunidades mismas.

Tampoco se trata, bien mirado todo, de que sólo progresemos en el reino del ser, de que sólo atendamos nuestro crecimiento espiritual en nuestras comunidades mismas.

Tampoco se trata, bien mirado todo, de que sólo nos entreguemos al avivamiento y al desarrollo de los componentes esenciales de nuestro ser en sí que vienen a garantizar nuestra supervivencia cultural en nuestras comunidades mismas.

Se trata, en realidad, de que sepamos arreglárnoslas para que podamos efectuar al mismo tiempo nuestro feliz progreso en el reino del ser y en el ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

Se trata, en realidad, de que sepamos arreglárnoslas para que podamos realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

Así que si nosotros sabemos arreglárnoslas para efectuar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener, entonces todo en absoluto lo que nosotros deseemos tanto de lo material como de lo espiritual siempre va a encontrarse a nuestro feliz alcance en nuestras comunidades mismas.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para crear un mundo mejor donde puedan cristalizarse con asombrosa facilidad todos nuestros suenos de amor y de felicidad, de paz y de bondad en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de disfrutar gozosos de la evolución integral de los componentes esenciales de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a la sensualización plena, a la sensibilización plena, a la intelectualización plena, y a la espiritualización plena de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de gozar jubilosos de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional,y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar nuestra feliz asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión  de disfrutar gozosos de la feliz amplificación de nuestra conciencia sensual y emocional, intelectual y espiritual en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de gozar jubilosos de la humanización plena de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias  nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar el amoroso mejoramiento de todo en absoluto lo material y lo espiritual que viene a constituir a nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz introducción de las grandes mejoras materiales y espirituales en la calidad de vida de todos nosotros en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz creación de toda clase de bienes materiales y espirituales que vengan a beneficiar a las vidas mismas de todos nosotros en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz cristalización material y espiritual de todo bien, y de toda felicidad que podamos necesitar en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para abrir de par en par todas las puertas del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para florecer bajo los preciosos árboles del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional,y de la lucidez axiológica en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para poner al feliz alcance de todos nosotros todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para gozar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LA HUMANIDAD.

Nuestro pasado: ¿de dónde venimos los seres humanos? Quizá podamos decir, parafraseando una frase famosa, que no somos, en realidad, ángeles caídos, sino más bien antropoides erguidos

Nuestro pasado, en efecto, es bastante humilde. Pues nuestros ancestros más remotos, como todos sabemos, fueron seres elementales de origen animal.

Mas lo importante no es nuestro origen, no es el punto de partida de la humanidad, sino que lo importante es nuestra meta misma, es decir: justo lo que todos nosotros estamos llamados a convertirnos en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Nuestro presente: ¿en dónde estamos actualmente?¿cómo somos, en realidad, los seres humanos de hoy en día?

No es posible analizar, como es natural, en forma minuciosa a todos y a cada uno de los seres humanos que habitamos en la tierra.

Pero podemos formarnos algunas ideas generales observando con atención las obras mismas que todos nosotros estamos efectuando en el momento presente en nuestras comunidades mismas.

Nuestras acciones, en efecto, hablan con elocuencia de cómo somos, en realidad, los seres humanos que hoy en día habitamos en la tierra.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre el insano estancamiento de nuestro ser en sí, y la evolución integral de nuestros corazones mismos.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre el mal que se ha incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas, y la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre la enfermización parcial o total de nuestros corazones mismos, y la sanación integral de nuestro ser en sí.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre nuestra caída efímera o perenne en la oscura inconsciencia, y la feliz amplificación de nuestras conciencias mismas.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre la lamentable falta de humanidad que ahora hay en nuestras personas mismas, y la humanización plena de nuestro ser en sí.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre nuestro atrapamiento en los círculos viciosos del mundo actual siempre plagados de todo lo peor que podamos figurarnos, y nuestro tránsito a los círculos virtuosos del paraíso terrenal felizmente colmados de todo lo mejor que podamos imaginarnos tanto de lo material como de lo espiritual.

Nuestro futuro: ¿para dónde vamos realmente?¿para dónde estamos dirigiéndonos como individuos y como colectividades en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar?

Consideramos que es recomendable centrar amorosamente nuestras miradas mismas en lo mejor que existe en los seres humanos, y no en lo peor que hay en nuestras personas mismas, a la hora de especular sobre nuestro futuro en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a nuestra decisión de realizar gozosos la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la feliz unión de la evolución psíquica y del bien en sí que estamos efectuando en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la sensualización plena, a la sensibilización plena, a la intelectualización plena, y a la espiritualización plena de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la sanación integral de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la feliz amplificación de nuestra conciencia sensual y emocional, intelectual y espiritual en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la humanización plena de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos que vamos a disfrutar de todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos que vamos a disfrutar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

VAMOS A CONSTRUIR EL PARAÍSO TERRENAL EN NUESTRAS COMUNIDADES MISMAS.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la cabal comprensión de que todos los seres humanos que habitamos en la tierra nos hallamos viajando en el mismo barco que está dirigiéndose a las dulces aguas del paraíso terrenal.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la unión eterna de la evolución psíquica y del bien en sí que estamos efectuando en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la sensualización plena, a la sensibilización plena, a la intelectualización plena, y a la espiritualización plena de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la feliz elevación de los principios universales del paraíso terrenal a la categoría de derechos naturales, universales e imprescriptibles de todos los seres humanos que habitamos en la tierra.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso  terrenal en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables al bienestar general físico y mental de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la amorosa asistencia a la salud integral física y psíquica de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la amorosa salvaguarda de las vidas mismas de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la feliz forjación del bien material y espiritual de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la feliz forjación de la felicidad material y espiritual de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la feliz amplificación de nuestra conciencia sensual y emocional, intelectual y espiritual en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la humanización plena de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia,  y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a unir nuestras manos y nuestros corazones como buenos hermanos para darle vida a nuestros suenos sobre la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a abrir de par en par todas las puertas del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a disfrutar de todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a disfrutar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

LAS FÓRMULAS ETERNAS DEL BIEN Y DEL MAL.

La fórmula eterna del bien en sí es, en efecto, el panhedonismo, la emotividad positiva, el pensamiento racional, y la lucidez axiológica que estamos encarnando en nuestros corazones mismos.

La fórmula eterna del mal en sí es, en cambio, el antihedonismo, la emotividad negativa, el pensamiento irracional, y la confusión axiológica que se han incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en el antihedonismo, es decir: si solemos padecer ingentes sufrimientos inútiles e innecesarios en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en la emotividad negativa, es decir: si solemos padecer los estados anímicos de desamor y de infelicidad, de violencia y de maldad en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en el pensamiento irracional, es decir: si solemos padecer a la insana cavación de nuestro propio mal, y de nuestra propia infelicidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en la confusión axiológica, es decir: si solemos padecer a los antivalores que se han incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Entonces nosotros precisamos liberarnos en forma amorosa del mal que pudiera estar anidando en nuestras personas mismas; dado que el mal en sí, hablando en general, suele hundirnos parcial o totalmente en la oscura inconsciencia, y en la deshumanización misma en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Por otro lado: si nosotros solemos gozar de ciertos destellos del panhedonismo, es decir: si solemos disfrutar de inmensos placeres sensuales y emocionales, intelectuales y espirituales en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos gozar de ciertos destellos de la emotividad positiva, es decir: si solemos disfrutar de los estados permanentes de amor y de felicidad, de paz y de bondad en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos gozar de ciertos destellos del pensamiento racional, es decir: si solemos disfrutar de la feliz inspiración para que podamos forjar nuestro propio bien, y nuestra propia felicidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos gozar de ciertos destellos de la lucidez axiológica, es decir: si solemos disfrutar de la clarividencia que traen consigo las luces supremas de la valencia eterna del bien en sí que estamos encarnando en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Entonces nosotros precisamos arreglárnoslas para que pueda echar raíces todavía más profundas el bien que ahora resplandece en nuestros corazones mismos; dado que el bien considerado en sí mismo viene a facilitar que podamos disfrutar de la feliz amplificación de nuestra conciencia misma, y de la humanización plena de nuestro ser en sí en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a convertirnos en las personas más amorosas, más dichosas, más pacíficas, y más bondadosas que han vivido jamás sobre la faz de la tierra gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a convertirnos en las personas más panhedonistas, más racionales, y más lúcidas que han vivido jamás sobre la faz de la tierra gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a convertirnos en las personas más prosociales, más democráticas, y más libres que han vivido jamás sobre la faz de la tierra gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a convertirnos en las personas más evolucionadas, más conscientes, y más plenamente humanizadas que han vivido jamás sobre la faz de la tierra gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

LA EVOLUCIÓN PSÍQUICA.

La evolución psíquica consiste, en efecto, en el crecimiento pleno de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestras vidas misma en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar del crecimiento pleno de nuestra sensualidad erótica, de nuestra sensualidad emocional, de nuestra sensualidad intelectual, y de nuestra sensualidad espiritual en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Quizá podamos lograr una mejor comprensión del crecimiento pleno de nuestra sensualidad contemplada en sí misma reflexionando en los siguientes ejemplos.

Eva podría ejemplificar a la sensualidad erótica, Helena podría ejemplificar a la sensualidad emocional, Sofía podría ejemplificar a la sensualidad intelectual, y María podría ejemplificar a la sensualidad espiritual.

Vamos a disfrutar del crecimiento pleno de nuestra sensibilidad sensual, de nuestra sensibilidad emocional, de nuestra sensibilidad intelectual, y de nuestra sensibilidad espiritual en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Quizá podamos lograr una mejor comprensión del crecimiento pleno de nuestra sensibilidad contemplada en sí misma reflexionando en los siguientes ejemplos.

Shakespeare podría ejemplificar a la sensibilidad sensual, Cervantes podría ejemplificar a la sensibilidad emocional, Goethe podría ejemplificar a la sensibilidad intelectual, y Rumi podría ejemplificar a la sensibilidad espiritual.

Vamos a disfrutar del crecimiento pleno de nuestra inteligencia sensual, de nuestra inteligencia emocional, de nuestra inteligencia reflexiva, y de nuestra inteligencia espiritual en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Quizá podamos lograr una mejor comprensión del crecimiento pleno de nuestra inteligencia contemplada en sí misma reflexionando en los siguientes ejemplos.

Freud podría ejemplificar a la inteligencia sensual, Platon podría ejemplificar a la inteligencia emocional, Aristóteles podría ejemplificar a la inteligencia reflexiva, y Krisnamurti podría ejemplificar a la inteligencia espiritual.

Vamos a disfrutar del crecimiento pleno de nuestra espiritualidad corporal, de nuestra espiritualidad emocional, de nuestra espiritualidad intelectual, y de nuestra espiritualidad pneumática en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Quizá podamos lograr una mejor comprensión del crecimiento pleno de nuestra espiritualidad contemplada en sí misma reflexionando en los siguientes ejemplos.

Krisna podría ejemplificar a la espiritualidad corporal, Cristo podría ejemplificar a la espiritualidad emocional, Buda podría ejemplificar a la espiritualidad intelectual, y acaso aún no haya ejemplo para la espiritualidad pneumática considerada en sí misma.

Se sobrentiende que, al mencionar tales ejemplos, estamos pensando siempre en lo mejor que hay en esos personajes, y no en los eventuales errores que hay, o que pudiera haber, en tales seres humanos.

Las clasificaciones, bien mirado todo, son bastante útiles, dado que nos permiten precisar en que etapa de nuestro desarrollo estamos actualmente, y a que nivel vamos a dirigir nuestros pasos mismos.

Saber cultivar a la objetividad y a la universalidad en todo en absoluto lo que nosotros sentimos, y lo que nosotros pensamos viene a facilitar que podamos disfrutar de nuestra sensualización plena, de nuestra sensibilización plena, de nuestra intelectualización plena, y de nuestra espiritualización plena en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Saber cultivar a la objetividad y a la universalidad en todo en absoluto lo que nosotros decimos, y lo que nosotros hacemos viene a facilitar que podamos disfrutar de nuestra sensualización plena, de nuestra sensibilización plena, de nuestra intelectualización plena, y de nuestra espiritualización plena en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Saber cultivar a la conciencia integral y a la humanización plena en todo en absoluto lo que nosotros sentimos, y lo que nosotros pensamos viene a facilitar que podamos disfrutar de nuestra sensualización plena, de nuestra sensibilización plena, de nuestra intelectualización plena, y de nuestra espiritualización plena en nuestra vidas mismas en este maravilloso lugar.

Saber cultivar a la conciencia integral y a la humanización plena en todo en absoluto lo que nosotros decimos, y lo que nosotros hacemos viene a facilitar que podamos disfrutar de nuestra sensualización plena, de nuestra sensibilización plena, de nuestra intelectualización plena, y de nuestra espiritualización plena en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

El feliz tránsito del mundo actual al paraíso terrenal considerado en sí mismo.

Hay dos modos, como quiere Einstein, de vivir la vida: como si todo fuera un milagro, y como si nada fuera un milagro.

Si nosotros elegimos la primera modalidad, vamos a disfrutar del feliz reverdecimiento de nuestra tierra entera, y vamos a desembocar en forma natural en el luminoso panhumanismo.

Si nosotros optamos por la segunda modalidad, entonces nuestro mundo va a continuar revestido de colores grisáceos, y vamos a culminar tarde o temprano en el oscuro nihilismo.

Vamos a pasar del mundo actual al paraíso terrenal considerado en sí mismo gracias a la amorosa centralización de nuestras miradas en todo lo bueno, en todo lo valioso, y en todo lo mejor que existe en los seres humanos en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Vamos a pasar del mundo actual al paraíso terrenal considerado en sí mismo gracias a la unión eterna de la evolución psíquica y del bien en sí que estamos efectuando en nuestros corazones mismos en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Vamos a pasar del mundo actual al paraíso terrenal considerado en sí mismo gracias a nuestra feliz asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Así que vamos a abrir de par en par todas las puertas del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Así que vamos a disfrutar de todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Así que vamos a disfrutar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Sonando nuestro futuro en este maravilloso lugar.

Es como anotó Hawking, refiriéndose al moldeamiento de nuestro futuro: hay que mirar a las estrellas, y no a nuestros pies.

Hay que centrar, en efecto, nuestras miradas en lo mejor que existe en los seres humanos, y no en lo peor que hay en nosotros mismos, a la hora de sonar con nuestro futuro en este maravilloso lugar.

Si nosotros procedemos justo así: centrando siempre nuestras miradas en todo lo bueno, en todo lo valioso, y en todo lo mejor que existe en los seres humanos; entonces vamos a poder cristalizar en forma amorosa todos nuestro suenos sobre la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.