EL PROGRESO MORAL.

los elementos presentes en el progreso moral y en el retroceso moral del ser humano.

Anuncios

La noción de progreso, hablando en general, implica la idea del enriquecimiento, del mejoramiento, y del incremento en cantidades o en cualidades materiales o espirituales del ser humano.

El concepto de retroceso, en cambio, en términos generales, entrana la idea del empobrecimiento, del empeoramiento, y del decremento en cantidades o en cualidades materiales o espirituales del ser humano.

La moral, parafraseando a Kant, es la ciencia que nos ensena cómo ser buenos, y cómo ser felices en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

La moral, en efecto, es la ciencia que se ocupa de la bondad y de la felicidad que suele reflejarse en los dichos que nosotros articulamos, y en los hechos que nosotros efectuamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que se trata de determinar si estamos disfrutando de gozosos incrementos en bondad y en felicidad en nuestros corazones mismos, o si más bien estamos padeciendo ciertos decrementos en bondad y en felicidad en nuestras personas mismas.

Si nosotros estamos convirtiéndonos en más buenas personas, en más felices personas, y en mejores personas, entonces es evidente que nosotros estamos disfrutando del progreso moral.

Si nosotros, por el contrario, estamos volviéndonos parcial o totalmente más malas personas, más infelices personas, y peores personas, entonces es obvio que nosotros estamos padeciendo cierto retraso moral.

Estamos disfrutando del progreso moral si nosotros estamos realizando la feliz encarnación del bien en sí en nuestros corazones mismos.

Hay progreso moral, en efecto, si nosotros estamos encarnando al panhedonismo, a la emotividad positiva, al pensamiento racional, y a la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos.

Estamos disfrutando del progreso moral si nosotros estamos realizando la feliz encarnación de la felicidad en sí en nuestros corazones mismos.

Hay progreso moral, en efecto, si nosotros estamos encarnando al sensualismo, al sentimentalismo, al intelectualismo, y al espiritualismo en nuestros corazones mismos.

Estamos padeciendo cierto retroceso moral si nosotros observamos que se ha incrustado parcial o totalmente el mal en sí en nuestras personas mismas.

Hay retroceso moral, en efecto, si nosotros observamos que se han incrustado parcial o totalmente el antihedonismo, la emotividad negativa, el pensamiento irracional, y la confusión axiológica en nuestras personas mismas.

Estamos padeciendo cierto retroceso moral si nosotros observamos que se ha incrustado parcial o totalmente la infelicidad en sí en nuestras personas mismas.

Hay retroceso moral, en efecto, si nosotros observamos que se han incrustado parcial o totalmente el antisensualismo, el antisentimentalismo, el antiintelectualismo, y el antiespiritualismo en nuestras personas mismas.

Ahora bien: la feliz transformación de nuestros valores mismos, hablando en general, suele producirse cuando nosotros descubrimos los incontables beneficios directos e indirectos que traen consigo los nuevos valores que estamos asumiendo.

Solemos cambiar, en términos generales, unos valores por otros valores que traen consigo más y mejores beneficios a nuestras vidas cotidianas en este maravilloso lugar.

El progreso moral viene a facilitar directa e indirectamente que podamos disfrutar de la sanación integral, y de la vivificación plena de nuestros corazones mismos.

El retroceso moral podría estar asociado en cierta manera con la enfermización. y con la mortificación parciales o totales de nuestras personas mismas.

El progreso moral viene a facilitar directa e indirectamente que podamos disfrutar de la evolución integral, y del mejoramiento pleno de nuestros corazones mismos.

El retroceso moral podría estar asociado en cierta manera con la involución y con el empeoramiento parciales o totales de nuestras personas mismas.

El progreso moral viene a facilitar directa e indirectamente que podamos disfrutar de la concientización integral, y de la humanización plena de nuestros corazones mismos.

El retroceso moral podría estar asociado en cierta manera con la inconcientización, y con la deshumanización parciales o totales de nuestras personas mismas.

Vamos a arreglárnoslas para erradicar en forma amorosa de nuestros sentimientos y de nuestros pensamiento al eventual mal, y a la eventual infelicidad que podrían haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas.

Vamos a arreglárnoslas para erradicar en forma amorosa de nuestros dichos y de nuestros hechos al eventual mal, y a la eventual infelicidad que podrían haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas.

Vamos a arreglárnoslas para impregnar con las fuerzas vitales de la bondad y de la felicidad a todo en absoluto lo que nosotros sentimos, y lo que nosotros pensamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a arreglárnoslas para impregnar con las fuerzas vitales de la bondad y de la felicidad a todo en absoluto lo que nosotros decimos, y lo que nosotros hacemos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de todos los beneficios directos e indirectos que trae consigo el progreso moral a nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para facilitar el triunfo total de la bondad y de la felicidad en nuestros corazones mismos.

Vamos a disfrutar de todos los beneficios directos e indirectos que trae consigo el progreso moral a nuestras persona mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para encarnar al panhedonismo, a la emotividad positiva, al pensamiento racional, y a la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos.

Vamos a disfrutar de todos los beneficios directos e indirectos que trae consigo el progreso moral a nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para encarnar al sensualismo, al sentimentalismo, al intelectualismo, y al espiritualismo en nuestros corazones mismos.

Vamos a disfrutar de todos los beneficios directos e indirectos que trae consigo el progreso moral a nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para florecer bajo los preciosos arboles de la bondad y de la felicidad en todas las etapas de nuestra vidas mismas en este maravilloso lugar.

Si usted desea contribuir para la feliz difusión de la nueva moral, y del nuevo modelo del ser humano, y del mundo en general, entonces le invitamos efectuar su donativo.

BANCO: HSBC .

DATOS DEL TITULAR DE LA CUENTA:

NOMBRE: JOSE MARCOS ROSAS CASTILLO.

NUMERO DE CUENTA: 64 58 91 34 50.

TIPO DE CUENTA: 17 CUENTA FLEXIBLE SIMPLE HSBC.

CLABE: 021 81 30 64 58 91 34 502.

SWIF: BIME MXMM.

AGRADECEMOS DE CORAZÓN CUALQUIER AYUDA ECONÓMICA QUE VENGA A IMPULSAR LA FELIZ DIVULGACIÓN DE LA NUEVA MORAL, Y DEL NUEVO MODELO DEL SER HUMANO, Y DEL MUNDO EN GENERAL.

LA CREATIVIDAD.

LA REALIDAD, COMO TODOS SABEMOS, TIENE LA PRIMERA Y LA ULTIMA PALABRA EN TODA TEORIA CIENTIFICA Y FILOSOFICA.

SOLEMOS PENETRAR EN LA REALIDAD MISMA A TRAVES DE NUESTRAS PERCEPCIONES Y DE LAS REFLEXIONES QUE SOLEMOS EFECTUAR SOBRE LO QUE HEMOS PERCIBIDO.

ASI QUE LAS PERCEPCIONES Y LAS REFLEXIONES SOBRE LO QUE HEMOS PERCIBIDO SE ENCUENTRAN JUSTO EN EL CENTRO DE TODA CREATIVIDAD CIENTIFICA Y FILOSOFICA.

la felicidad y la infelicidad.

es bastante probable que la clave de la felicidad no este en el tener, sino mas bien en el ser. si en el ser humano hay sensualismo, y sentimentalismo, hay intelectualismo y espiritualismo, entonces emerge como un fruto maravilloso la felicidad en si.

si en el ser humano estan presentes los fenomenos opuestos, es decir el antisensualismo y el antisentimentalismo, el antiintelectualismo y el antiespiritualismo, entonces asoma su horrendo rostro la infelicidad en si

EL BIEN Y EL MAL EN NUESTRAS CONVERSACIONES Y ACTIVIDADES COTIDIANAS.

Estos elementos suelen encontrarse presentes en la mayoría de las conversaciones, y en la mayoría de las actividades que se hallan impregnadas de la valencia eterna del bien en sí: el panhedonismo, la emotividad positiva, el pensamiento racional, y la lucidez axiológica que estamos encarnando en nuestros corazones mismos.

En tanto que estos elementos suelen hallarse presentes en la mayoría de los diálogos, y en la mayoría de los hechos que se encuentran contaminados en parte o enteramente con el mal en sí: el antihedonismo, la emotividad negativa, el pensamiento irracional, y la confusión axiológica que podrían haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas.

Ahora bien: si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en el antihedonismo, es decir: si solemos tender a sumergirnos en ingentes sufrimientos inútiles e innecesarios; entonces nosotros tenemos que contemplar la posibilidad de que podría estarse infiltrando parcial o totalmente el mal en sí en algunos diálogos que nosotros mantenemos, y en algunos hechos que nosotros efectuamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en la emotividad negativa, es decir: si solemos padecer los estados anímicos de odio y de infelicidad, de violencia y de maldad en nuestros corazones mismos; entonces nosotros tenemos que contemplar la posibilidad de que podría estarse infiltrando parcial o totalmente el mal en sí en algunos diálogos que nosotros mantenemos, y en algunos hechos que nosotros efectuamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en el pensamiento irracional, es decir: si solemos tender a cavar nuestro propio mal, y nuestra propia infelicidad; entonces nosotros tenemos que contemplar la posibilidad de que podría estarse infiltrando parcial o totalmente el mal en sí en algunos diálogos que nosotros mantenemos, y en algunos hechos que nosotros efectuamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos caer abierta o subrepticiamente en la confusión axiológica, es decir: si solemos padecer el  insano caos  que traen consigo los antivalores que podrían haberse incrustado en parte o enteramente en nuestras personas mismas; entonces nosotros tenemos que contemplar la posibilidad de que podría estarse infiltrando parcial o totalmente el mal en sí en algunos diálogos que nosotros mantenemos, y en algunos hechos que nosotros efectuamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la liberación total del mal que podría haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para que el panhedonismo, la emotividad positiva, el pensamiento racional, y la lucidez axiológica puedan impregnar todo en absoluto lo que nosotros sentimos, y lo que nosotros pensamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la liberación total del mal que podría haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para que el panhedonismo, la emotividad positiva, el pensamiento racional, y la lucidez axiológica puedan impregnar todo en absoluto lo que nosotros decimos, y lo que nosotros hacemos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la liberación total del mal que podría haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para colocar al panhedonismo, a la emotividad positiva, al pensamiento racional, y a la lucidez axiológica justo en el centro de la mayoría de los diálogos que nosotros mantengamos, y de la mayoría de los hechos que nosotros efectuemos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la liberación total del mal que podría haberse incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para realizar la feliz encarnación del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Por otro lado: si nosotros solemos gozar de ciertos destellos del panhedonismo, es decir: si solemos disfrutar de inmensos placeres sensuales y emocionales, intelectuales y espirituales; entonces nosotros podemos decir que a veces se encuentra amorosamente presente el bien en sí en algunas conversaciones que nosotros mantenemos, y en algunas actividades que nosotros realizamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos gozar de ciertos destellos de la emotividad positiva, es decir: si solemos disfrutar de los estados permanentes de amor y de felicidad, de paz y de bondad en nuestros corazones mismos; entonces nosotros podemos decir que a veces se encuentra amorosamente presente el bien en sí en algunas conversaciones que nosotros mantenemos, y en algunas actividades que nosotros realizamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos gozar de ciertos destellos del pensamiento racional, es decir: si solemos disfrutar de la feliz inspiración para que podamos forjar nuestro propio bien, y nuestra propia felicidad; entonces nosotros podemos decir que a veces se encuentra amorosamente presente el bien en sí en algunas conversaciones que nosotros mantenemos, y en algunas actividades que nosotros realizamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Si nosotros solemos gozar de ciertos destellos de la lucidez axiológica, es decir: si solemos disfrutar de la clarividencia que traen consigo las luces supremas de la valencia eterna del bien en sí que estamos encarnando en nuestros corazones mismos; entonces nosotros podemos decir que a veces se encuentra amorosamente presente el bien en sí en algunas conversaciones que nosotros mantenemos, y en algunas actividades que nosotros realizamos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para inyectar al panhedonismo, a la emotividad positiva, al pensamiento racional, y  a la lucidez axiológica en el torrente sanguíneo de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para aumentar nuestra capacidad de deleitarnos con inmensos placeres sensuales y emocionales, intelectuales y espirituales en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para aumentar nuestra capacidad de producir los estados permanentes de amor y de felicidad, de paz y de bondad en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para aumentar nuestra capacidad de sentir la feliz inspiración para que podamos forjar nuestro propio bien, y nuestra propia felicidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para aumentar nuestra capacidad de generar la clarividencia que traen consigo las luces supremas de la valencia eterna del bien en sí que estamos encarnando en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para que el panhedonismo, la emotividad positiva, el pensamiento racional, y la lucidez axiológica siempre sean las características principales de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar. 

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para que en el panhedonismo, en la emotividad positiva, en el pensamiento racional, y en la lucidez axiológica siempre encontremos las delicias supremas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para que el panhedonismo, la emotividad positiva, el pensamiento racional, y la lucidez axiológica siempre sean las brújulas amorosas que nos guíen en nuestro caminar por las sendas de la vida en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a disfrutar de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para florecer bajo los preciosos arboles del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional,  y de la lucidez axiológica en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

SI USTED DESEA CONTRIBUIR PARA LA FELIZ DIFUSIÓN DE LA NUEVA MORAL, Y DEL NUEVO MODELO DEL SER HUMANO, Y DEL MUNDO EN GENERAL, ENTONCES LE INVITAMOS A REALIZAR SU DONATIVO.

BANCO: HSBC.

DATOS DEL TITULAR DE LA CUENTA:

NOMBRE: JOSE MARCOS ROSAS CASTILLO.

NUMERO DE CUENTA: 64 58 91 34 50.

TIPO DE CUENTA: 17 CUENTA FLEXIBLE SIMPLE HSBC.

CLABE: 021 81 30 64 58 91 34 502.

SWIF: BIME MXMM.

AGRADECEMOS DE CORAZÓN CUALQUIER AYUDA ECONÓMICA QUE VENGA A IMPULSAR LA FELIZ DIVULGACIÓN DE LA NUEVA MORAL, Y DEL NUEVO MODELO DEL SER HUMANO, Y DEL MUNDO EN GENERAL.

NUESTRA MARCHA ASCENDENTE EN EL REINO DEL SER Y EN EL ÁMBITO DEL TENER EN NUESTRAS COMUNIDADES MISMAS.

El crecimiento material, como es natural, es bueno en sí mismo; dado que trae consigo múltiples comodidades a las vidas cotidianas de todos nosotros en nuestras comunidades mismas.

El crecimiento espiritual no sólo es bueno, sino que es maravilloso contemplado en sí mismo; dado que trae consigo, entre muchos otros bienes realmente maravillosos, el mejoramiento integral de nuestros corazones mismos.

Ahora bien: si nosotros sabemos arreglárnoslas para lograr nuestro crecimiento tanto material como espiritual, entonces vamos a disfrutar de la feliz consecución de todo en absoluto lo que nosotros deseamos ser y tener en nuestras comunidades mismas.

En otros términos: se trata de centrar nuestras miradas al mismo tiempo en el reino del ser y en el ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

Se trata de dirigir nuestros pasos al mismo tiempo al reino del ser y al ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

No se trata, en efecto, de que sólo avancemos en el ámbito del tener, de que sólo procuremos nuestro crecimiento material en nuestras comunidades mismas.

No se trata, en efecto, de que sólo nos ocupemos en la acumulación y en el disfrute de bienes materiales que vienen a facilitar nuestra supervivencia física en nuestras comunidades mismas.

Tampoco se trata, bien mirado todo, de que sólo progresemos en el reino del ser, de que sólo atendamos nuestro crecimiento espiritual en nuestras comunidades mismas.

Tampoco se trata, bien mirado todo, de que sólo nos entreguemos al avivamiento y al desarrollo de los componentes esenciales de nuestro ser en sí que vienen a garantizar nuestra supervivencia cultural en nuestras comunidades mismas.

Se trata, en realidad, de que sepamos arreglárnoslas para que podamos efectuar al mismo tiempo nuestro feliz progreso en el reino del ser y en el ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

Se trata, en realidad, de que sepamos arreglárnoslas para que podamos realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener en nuestras comunidades mismas.

Así que si nosotros sabemos arreglárnoslas para efectuar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener, entonces todo en absoluto lo que nosotros deseemos tanto de lo material como de lo espiritual siempre va a encontrarse a nuestro feliz alcance en nuestras comunidades mismas.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para crear un mundo mejor donde puedan cristalizarse con asombrosa facilidad todos nuestros suenos de amor y de felicidad, de paz y de bondad en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de disfrutar gozosos de la evolución integral de los componentes esenciales de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a la sensualización plena, a la sensibilización plena, a la intelectualización plena, y a la espiritualización plena de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de gozar jubilosos de la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional,y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar nuestra feliz asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión  de disfrutar gozosos de la feliz amplificación de nuestra conciencia sensual y emocional, intelectual y espiritual en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de gozar jubilosos de la humanización plena de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias  nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar el amoroso mejoramiento de todo en absoluto lo material y lo espiritual que viene a constituir a nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz introducción de las grandes mejoras materiales y espirituales en la calidad de vida de todos nosotros en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz creación de toda clase de bienes materiales y espirituales que vengan a beneficiar a las vidas mismas de todos nosotros en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para efectuar la feliz cristalización material y espiritual de todo bien, y de toda felicidad que podamos necesitar en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para abrir de par en par todas las puertas del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para florecer bajo los preciosos árboles del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional,y de la lucidez axiológica en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para poner al feliz alcance de todos nosotros todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a realizar al mismo tiempo nuestra marcha ascendente en el reino del ser y en el ámbito del tener gracias a nuestra decisión de arreglárnoslas para gozar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE LA HUMANIDAD.

Nuestro pasado: ¿de dónde venimos los seres humanos? Quizá podamos decir, parafraseando una frase famosa, que no somos, en realidad, ángeles caídos, sino más bien antropoides erguidos

Nuestro pasado, en efecto, es bastante humilde. Pues nuestros ancestros más remotos, como todos sabemos, fueron seres elementales de origen animal.

Mas lo importante no es nuestro origen, no es el punto de partida de la humanidad, sino que lo importante es nuestra meta misma, es decir: justo lo que todos nosotros estamos llamados a convertirnos en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar.

Nuestro presente: ¿en dónde estamos actualmente?¿cómo somos, en realidad, los seres humanos de hoy en día?

No es posible analizar, como es natural, en forma minuciosa a todos y a cada uno de los seres humanos que habitamos en la tierra.

Pero podemos formarnos algunas ideas generales observando con atención las obras mismas que todos nosotros estamos efectuando en el momento presente en nuestras comunidades mismas.

Nuestras acciones, en efecto, hablan con elocuencia de cómo somos, en realidad, los seres humanos que hoy en día habitamos en la tierra.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre el insano estancamiento de nuestro ser en sí, y la evolución integral de nuestros corazones mismos.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre el mal que se ha incrustado parcial o totalmente en nuestras personas mismas, y la victoria plena del bien en sí en nuestros corazones mismos.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre la enfermización parcial o total de nuestros corazones mismos, y la sanación integral de nuestro ser en sí.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre nuestra caída efímera o perenne en la oscura inconsciencia, y la feliz amplificación de nuestras conciencias mismas.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre la lamentable falta de humanidad que ahora hay en nuestras personas mismas, y la humanización plena de nuestro ser en sí.

Resulta evidente para donde quiera que miremos que solemos oscilar entre nuestro atrapamiento en los círculos viciosos del mundo actual siempre plagados de todo lo peor que podamos figurarnos, y nuestro tránsito a los círculos virtuosos del paraíso terrenal felizmente colmados de todo lo mejor que podamos imaginarnos tanto de lo material como de lo espiritual.

Nuestro futuro: ¿para dónde vamos realmente?¿para dónde estamos dirigiéndonos como individuos y como colectividades en nuestras vidas mismas en este maravilloso lugar?

Consideramos que es recomendable centrar amorosamente nuestras miradas mismas en lo mejor que existe en los seres humanos, y no en lo peor que hay en nuestras personas mismas, a la hora de especular sobre nuestro futuro en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a nuestra decisión de realizar gozosos la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la feliz unión de la evolución psíquica y del bien en sí que estamos efectuando en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la sensualización plena, a la sensibilización plena, a la intelectualización plena, y a la espiritualización plena de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la sanación integral de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la feliz amplificación de nuestra conciencia sensual y emocional, intelectual y espiritual en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos gracias a la humanización plena de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia, y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos que vamos a disfrutar de todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Estamos destinados, sin duda, a convertirnos en seres luminosos que vamos a disfrutar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

VAMOS A CONSTRUIR EL PARAÍSO TERRENAL EN NUESTRAS COMUNIDADES MISMAS.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la cabal comprensión de que todos los seres humanos que habitamos en la tierra nos hallamos viajando en el mismo barco que está dirigiéndose a las dulces aguas del paraíso terrenal.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la unión eterna de la evolución psíquica y del bien en sí que estamos efectuando en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la sensualización plena, a la sensibilización plena, a la intelectualización plena, y a la espiritualización plena de nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la feliz encarnación de las valencias eternas del panhedonismo, de la emotividad positiva, del pensamiento racional, y de la lucidez axiológica en nuestros corazones mismos en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la feliz elevación de los principios universales del paraíso terrenal a la categoría de derechos naturales, universales e imprescriptibles de todos los seres humanos que habitamos en la tierra.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a los principios universales del paraíso  terrenal en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables al bienestar general físico y mental de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la amorosa asistencia a la salud integral física y psíquica de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la amorosa salvaguarda de las vidas mismas de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la feliz forjación del bien material y espiritual de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a nuestra asunción de las luminosas conductas esencialmente favorables a la feliz forjación de la felicidad material y espiritual de todos nosotros en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la feliz amplificación de nuestra conciencia sensual y emocional, intelectual y espiritual en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Vamos a construir el paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas gracias a la humanización plena de nuestra sensualidad, de nuestra sensibilidad, de nuestra inteligencia,  y de nuestra espiritualidad en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a unir nuestras manos y nuestros corazones como buenos hermanos para darle vida a nuestros suenos sobre la feliz construcción del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a abrir de par en par todas las puertas del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a disfrutar de todo lo mejor que podamos imaginar tanto de lo material como de lo espiritual en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.

Así que vamos a disfrutar todos juntos y siempre juntos como buenos hermanos de todas las delicias del paraíso terrenal en nuestras comunidades mismas en nuestro vivir cotidiano en este maravilloso lugar.